» En vano se esforzaban cientos de miles de hombres, hacinados en un pequeño espacio, en esterelizar la tierra que los sustentaba, cubriéndola de piedras para que nada pudiera germinar y arrancando las hierbecillas que pugnaban por salir».

Así comienza «Resurrección» la última de las tres grandes novelas de Lev Tolstoi en la que se aborda el complejo proceso de cambios a los que hubo de enfrentarse la sociedad rusa de finales del siglo XIX.

tolstoi

El relato de “Resurrección”, la última novela de León Tolstoi, se inicia  en el momento en el que el príncipe Nejliúdov acude al Tribunal para ejercer su deber ciudadano como jurado, no se imagina que una de las acusadas es Katia Máslova, la antigua criada de sus tías, la joven a la que sedujo años atrás. Ahora, convencido de la inocencia de la joven, se siente culpable de la difícil situación en la que se encuentra Katia y de la posibilidad de que sea condenada a trabajos forzados en Siberia. A partir de los esfuerzos del príncipe Nejliúdov por redimir a Katia del estigma que el mismo le había provocado en su juventud, se inicia el viaje de su protagonista que no solo será geográfico, sino también espiritual, un viaje  en el que su protagonista buscando el arrepentimiento condena la violencia desde la más exquisita intimidad

Resurrección es sin duda un relato  crudo y a la vez palpitante y conmovedor, enmarcado movimiento realista, una corriente literaria estética que supuso una ruptura con el romanticismo, tanto en los aspectos ideológicos como en los formales durante segunda mitad del siglo XIX. En este relato, totalmente renovado León Tolstoi nos refleja su propia indignación ante las injusticias sociales de un país en decadencia y de una aristocracia anacrónica y autocomplaciente, incapaz de advertir la imparable llegada de la modernidad.  Así pues en Resurrección, Tolstoi aborda a lo largo de todo el relato y con admirable pericia el complejo proceso de cambios a los que tuvo que enfrentarse la sociedad rusa en los convulsos años finales del siglo XIX.



LEON TOLSTOI Escritor  ruso, hijo del noble propietario y de la acaudalada princesa María Volkonski. Tolstói viviría siempre escindido entre esos dos espacios simbólicos que son la gran urbe y el campo, pues si el primero representaba para él el deleite, el derroche y el lujo de quienes ambicionaban brillar en sociedad, el segundo, por el que sintió devoción, era el lugar del laborioso alumbramiento de sus preclaros sueños literarios. En cierto modo, la biografía de León Tolstoi constituye una infatigable exploración de las claves dela sociedad plural y a menudo cruel que lo rodeaba, por lo que consagró toda su vida a la búsqueda dramática del compromiso más sincero y honesto que podía establecer con ella. Aristócrata refinado, opulento, acabó por definirse como anarquista cristiano, provocando el desconcierto entre los de su clase. Discutible y discutido pensador socia, nadie le niega haber dado una obra literaria inmensa en la que la epopeya y el lirismo se entreveran y donde la guerra y la paz de los pueblo cobran realidad plásticamente en los lujosos salones y en los campos de batalla, en las ilusiones irreductibles y en los furiosos tormentos del corazón humano.