invi Invisible es un relato del género de novela negra que mantiene la atención del lector por su misterio, intriga, pasión y erotismo. Un relato en el que se van sucediendo historias dentro de la historia central, una narración perfecta y bien construida en la que Auster, con su tremenda riqueza narrativa nos demuestra que hay tantas actitudes, razones y maneras como personas en el mundo, que no todo es blanco o negro, que no todo es visible o invisible sin mayor complejidad.

            En Invisible, su autor  Paul Auster, nos cuenta la historia de un joven poeta judío. Corre el año 1967 cuando Adam Walker, estudiante, opositor a la guerra de Vietnam, apasionado de la rima y como tal, impaciente por sentirse creador de una escritura profunda y edificante, conoce en una  noche de fiesta  estudiantil,  a una sofisticada y atractiva pareja francesa que tras cruzar con el joven poeta algunas palabras recibe un atractivo pero extraño ofrecimiento literario del profesor francés al tiempo que su bellísima y sensual esposa se le insinúa.

            El joven poeta, no obstante,  sospecha  del ofrecimiento de asumir la responsabilidad como director de  una revista literaria fi­nanciada por  este profesor francés. Presiente, sin embargo, que algo extraño puede haber detrás de ese liberalismo cultural de apariencia contestataria, intuye que el proyecto que le ofrecen no es más que un simple juego que oculta intereses e intenciones. Aun así al joven poeta le resulta difícil rechazar la oportu­nidad de disfrutar de la cercanía de la atractiva esposa del profesor francés. Las insinuaciones de deseo y el erotismo que rezuma la esposa del francés hacen sucumbir al poeta en ese juego en el que no parece distinguirse el rol de cazador o cazado.

             Invisible es un relato del género de novela negra que mantiene la atención del lector por su misterio, intriga, pasión y erotismo. Un relato en el que se van sucediendo historias dentro de la historia central, una narración perfecta y bien construida que nos transporta, a los espacios de Brooklyn que Auster considera como suyos. Auster en Invisible nos demuestra una vez más su tremenda riqueza narrativa recordándonos que hay tantas actitudes, razones y maneras como personas en el mundo, que no todo es blanco o negro, que no todo es visible o invisible sin mayor complejidad.

Puedes adquirir el libro aquí


PAUL AUSTER nació en Newark (Nueva Jersey), en el seno una familia judía de clase media de ascendencia polaca.

Su contacto con los libros es temprano, gracias a la biblioteca de un tío suyo, traductor, empezó a escribir a los 12 años, antes incluso de descubrir el béisbol. Entre 1965 y 1967, estudió literatura francesa, italiana e inglesa en la Universidad de Columbia de Nueva York. Comenzó a traducir autores franceses como Jacques Dupin y Andre du Bouchet. Como parte de su trabajo, viajó a París, adonde regresó en 1967 para evitar ir a la Guerra de Vietnam.

Paul Auster es, por excelencia, el escritor del azar y de la contingencia; como no cree en la causalidad, persigue en lo cotidiano las bifurcaciones surgidas por errores o acontecimientos aparentemente anodinos. Esto sucede en La trilogía de Nueva York, en La música del azar, y sobre todo en Leviatán, en su excepcional escena central. Su estilo es aparentemente sencillo, gracias a su trabajo y conocimiento de la poesía, pero esconde una compleja arquitectura narrativa, compuesta de digresiones, de metaficción, de historias en la historia y de espejismos. También describe existencialmente la pérdida, la desposesión, el apego al dinero, el vagabundeo como se observa en relatos como El palacio de la luna, cuyo personaje central se llama Marco Stanley Fogg, en una especie de unión de estos tres grandes viajeros. También se cuestiona la identidad, en especial en la La trilogía de Nueva York en la que uno de sus personajes -que no es el narrador- se llama como él; en Leviatán, en la que el narrador tiene sus iniciales (Peter Aaron) y conoce a una mujer llamada Iris (anagrama de su esposa Siri); o en La noche del oráculo, donde un personaje se llama Trause (anagrama de Auster). La enfermedad, el mimo en la descripción de los objetos de papelería, la metaliteratura son señas de identidad recurrentes que se dan en su obra. Ha sido criticado en diversas ocasiones[] por su abuso del azar en su obra de lo que se defendió en las entrevistas contenidas en el libro Dossier Paul Auster, editado por Anagrama.