“He entrado ahora en un momento misterioso de mi proceso en el cual pueden ocurrir varias cosas. Una de ellas es que, una noche, me llamen a comparecer ante el pelotón de las ejecuciones (…) Por mí no te lamentes. Como he dicho ayer en el Consejo de Guerra, yo creo haber adquirido en cierto modo la naturaleza de mártir, bien propia de los días que hemos vivido y vivimos. La idea de la muerte no me produce ningún terror y, si el sacrificio de mi vida se hubiese de traducir en un bien general, lo aceptaría gustoso. Lo que me tortura eres tú, la idea de dejarte en el dolor y el desamparo”,

9 de julio de 1939.

cartas-besteiro-1

Julián Besteiro, uno de los grandes líderes del socialismo español, fue condenado en dos ocasiones a cadena perpetua: en 1917 como promotor de la Huelga General y en 1939, al término de la Guerra Civil. Desde las cárceles en que cumplía condena escribió a su mujer, Dolores Cebrián, casi a diario, hasta que le llegó la muerte en la prisión de Carmona en 1940. De las más de trescientas cartas que componen la colección total, se publican ahora 110, las de mayor interés político y humano. Son una colección de cartas que sin duda nos muestran la serenidad y la valentía y el profundo amor que Besteiro sentía por su país.

En la primera serie, las escritas desde la prisión de Cartagena, el lector encontrará las opiniones contundentes de un Besteiro más joven sobre los personajes y acontecimientos del momento así como sobre sus esperanzas y proyectos de futuro.

En la segunda, en cambio, descubrirá a un hombre recluido en sus afectos y sentimientos más íntimos: su familia, sus amigos, los escasos elementos naturales que le es dado contemplar… que pierde poco a poco la esperanza en su propio futuro y en el de su amado país.

cartas-besteiro-2

Posiblemente al lector actual le sorprenda y le enoje el trato particularmente penoso que recibió Besteiro en prisión. Al respecto, señalaba la magistrada Carmen de Zulueta que:

“Ni el propio Besteiro ni sus compañeros comprendían por que no se le trasladaba a un hospital, como se hizo con otros presos enfermos, ni porque no se le conmutaba la pena por alguna forma de libertad condicionada o exilio”.

La única explicación, escribía, es que el Caudillo quiso borrar la popular figura de Besteiro de la historia de España, hacer que los españoles contemporáneos la olvidasen y que las generaciones futuras no supiesen que había existido nunca”.

Afortunadamente Franco no consiguió su propósito , muestra de ello es que esta recopilación de cartas constituyen, sin duda, un merecido homenaje a tan emblemática figura de nuestra historia contemporánea y un documento único para nuestras futuras generaciones.

JULIAN BESTEIRO FERNÁNDEZ. Catedrático y político español, presidente de las Cortes durante la Segunda República y que también fue presidente del Partido Socialista Obrero Español y de la Unión General de Trabajadores.